Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Por dónde empezar

Señas y síntomas de estrés traumático

Es importante entender la diferencia entre el estrés normal y el estrés traumático infantil. Por ejemplo, si su hijo tiene un examen de matemáticas y se está sintiendo estresado o con ansias, o si a su hijo le tienen que poner una vacuna contra el tétano y está molesto por ello, estos son estresores normales. Un padre o cuidador puede ayudar a su hijo a superar esos estresores diarios y normalmente no tiene efecto a largo plazo. Sin embargo, el estrés traumático es resultado de haber vivido sucesos importantes que amenazan contra el bien estar del niño y su diario vivir.

A continuación se enumeran ejemplos de algunos síntomas postraumáticos que un niño/ adolescente pudiera exhibir después de un suceso traumático. Estas reacciones agudas son normales a corto plazo y pueden incluir:

  • Problemas con el sueño – pesadillas, sonambulismo.
  • Cambios de apetito – una falta de apetito, comer demasiado
  • Ansiedad por separación – el niño no quiere ir a la escuela, separarse del padre/ cuidador para asistir a actividades o ir a casa de un amiguito para jugar
  • Hipervigilancia – está continuamente mirando a su alrededor en caso de amenazas, está excesivamente despierto, excesivamente estimulado.
  • Quejas físicas – dolores, nausea
  • Irritabilidad – se enoja con facilidad, es agresivo
  • Molestias emocionales – llora con facilidad
  • Conductas regresivas – vuelve a las conductas de más joven, perdiendo destrezas aprendidas
  • Aislamiento – siempre quiere estar sólo
  • Emociones embotadas – sin reacción emocional, un entumecimiento emocional
  • Se distrae – no se puede enfocar, se le va el santo al cielo, no recuerda el trauma
  • Cambios en el juego – juegos que recrean el trauma o juegos sombríos
  • Cambios en el funcionamiento social – no disfrutando de su familia o compañeros

Cuándo preocuparse

Todo niño afrontándose a cualquier experiencia traumática anormal puede que llegue a desarrollar (pero no siempre) síntomas a corto plazo según descrito en los apartados anteriores. Estas reacciones justo después del suceso pueden ser normales. Sin embargo, si estas mismas reacciones persisten, puede que haya razón por preocuparse. Se le debe referir a un niño para una evaluación enfocada en el trauma o tratamiento: a) cuando los síntomas persisten durante semanas y meses después del suceso traumático, b) cuando los cambios en el estado de ánimo o conductas son graves o ponen en peligro la vida (busque atenciones médicas), y c) para apoyar la recuperación del niño y su familia en el periodo pasado el suceso traumático. Típicamente, los padres y cuidadores son quienes mejor conocen a sus hijos. Si su hijo ha sido expuesto a un posible suceso traumático y parece estar padeciendo de, o teniendo dificultad con la vida diaria, debe buscar ayuda de un profesional capacitado.

Cuando los síntomas postraumáticos llegan a ser crónicos, interfieren con el funcionamiento día-a-día del niño, y conllevan a un sinnúmero de dificultades. A continuación se enumeran cuatro tipos de síntomas crónicos que pueden persistir:

Cuatro áreas sintomáticas principales del estrés postraumático crónico

  1. Repeticiones traumáticas
    • Juego traumático
    • Juego de recreación del suceso
    • Pesadillas
    • Recurrencias y disociación
    • Angustia al ser recordado del suceso
    • Queja somáticas (corporales) al ser recordado del suceso
  2. Evasión y miedo
    • Evita pensar o hablar sobre el suceso
    • Evita los recordatorios del suceso (personas, lugares y cosas)
    • Un recuerdo o la memoria deficiente.
    • Nuevos temores (por ejemplo, a la separación, estar sólo, la oscuridad)
    • Un sentido de un futuro acortado o una fatalidad inminente
  3. Más alerto
    • Pesadillas o terrores nocturnos
    • Dificultad en dormirse o quedarse dormido
    • Atención o concentración disminuida
    • Hiperactividad
    • Irritabilidad y cambios en el estado de ánimo
    • Aumento de agresión
    • Hipervigilancia y respuesta de sobresalto exagerada
  4. Una disminución en el grado de reacción, entumecimiento, y regresión
    • Una disminución en el interés de jugar y las actividades normales
    • Un aislamiento social, dificultad con los pares o sentimientos de desapego o aislamiento.
    • Un rango emocional restringido
    • Una regresión en el desarrollo

Lo niños que buscan ayuda para estos síntomas pueden estar a riesgo de un diagnóstico erróneo incluyendo una variedad de trastornos tales como:   trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), depresión mayor, trastorno bipolar, trastorno negativista desafiante, trastorno conductual, fobias específicas y dificultades de aprendizaje/ académicas- especialmente si no se revela o discute el suceso traumático. Es importante hablar con su médico de cabecera o profesional de la salud mental sobre los síntomas de su hijo y pedir un referido a un profesional de la salud mental para realizar una evaluación o examen comprensivo. Si su médico no conoce profesionales que ofrecen tratamiento basado en el trauma en su área, puede consultar nuestra lista de agencias en Connecticut que proporcionan estos servicios, o llame al 211. Vea la sección “Servicios y recursos basados en el trauma” “Trauma-Focused Services and Resources.”

Los terapeutas de la salud mental quienes realizan evaluaciones trabajaran con los padres o cuidadores para completar un examen o evaluación comprensiva para niños de 3 a 18 años de edad. Dependiente del nivel de desarrollo del niño, para los 7 años de edad un niño puede realizar la entrevista sólo con un profesional. El examen de trauma tardará de 3 a 10 minutos, dependiendo del número de sucesos traumáticos que haya experimentado el niño y su edad. Los exámenes más a fondo tardarán más tiempo, pero típicamente se pueden realizar en una consulta. Vea las próximas secciones sobre “Tratamientos eficaces para el estrés traumático infantil” “Effective Treatments for Child Traumatic Stress” y “Servicios y recursos basados en el trauma” “Trauma-Focused Services and Resources.”

Visit our Evidence-Based Practice Directory

KidsMentalHealthInfo.com has an evidence-based practice directory that lists mental health providers trained in popular evidence-based practices available in Connecticut for children and families with behavioral health needs. Evidence-based practices are those supported by research showing that they work for most children.