Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Apoyos y servicios basados en las escuelas

Muchos servicios de la salud mental basados en las escuelas los prestan los orientadores, sicólogos, trabajadores sociales y auxiliares escolares, todos empleados de la escuela. Tienen capacitación específica y trabajan para ayudar a que los niños tengan éxito en la escuela. En Connecticut, la Position Paper on Student Support Services (Declaración de postura sobre los servicios de apoyo estudiantil) del Departamento de Educación Estatal recomienda que los servicios de apoyo estudiantil incluyan orientadores, servicios de enfermería, sicólogos, trabajo social, patólogos y audiólogos del habla y lenguaje escolares. Para afrontarse a las necesidades emocionales, conductuales, y de la salud mental y física de los estudiantes, el Departamento recomienda que cada distrito escolar desarrolle, adopte e implemente un enfoque colaborativo a la prestación de servicios que incluya el uso eficaz del personal de apoyo estudiantil, el envolvimiento de los padres y los recursos comunitarios.

Cada distrito escolar en Connecticut y en todo el país será diferente en cuanto a los servicios de apoyo que ofrece. La disponibilidad de servicios a menudo está determinado por el tamaño y los recursos disponibles en la comunidad, pero hasta cierto punto el acceso a servicios de apoyo está disponible en todas las escuelas. Como padre o cuidador es importante que entienda la gama de servicios y apoyos ofrecidos por su escuela y distrito escolar. Muchos servicios están a la disposición de cualquier niño que los necesite, mientras que otros están limitados. En algunos casos los servicios especiales sólo están disponibles si su hijo tiene un PEI (Programa educativo individualizado).

 

Conductas positivas, intervenciones y apoyos (PBIS)

Muchas escuelas implementan [Conductas positivas, intervenciones y apoyos (PBIS) ] Positive Behavior Interventions and Supports (PBIS). Éste es un modelo a nivel escolar para elegir e integrar métodos basados en la investigación para proporcionar los mejores resultados académicos y conductuales para todos los estudiantes. La PBIS utiliza un modelo de tres niveles para poner en pie estrategias para prevenir dificultades académicas y conductuales con todos los estudiantes, incluyendo aquellos a riesgo de desarrollar problemas o con un nivel elevado de necesidades. Otros programas o servicios diseñados para afrontarse a la salud mental incluyen actividades extracurriculares o clubes positivos para promover interacción social con sus compañeros y oportunidades para que los estudiantes aprendan nuevas destrezas y sientan éxito en un ambiente de apoyo.

Para encontrar el coordinador PBIS en su estado haga clic aquí.

Distintos tipos de servicios y apoyos basados en las escuelas

Centros de salud basados en las escuelas

En algunas comunidades hay “centros de salud basados en las escuelas” a los que los estudiantes y sus familias pueden acudir para todas las cuestiones médicas, social-emocionales y o conductuales. Para una lista de los centros de salud basados en las escuelas financiados por el estado de Connecticut, por favor, haga clic aquí. Fuera de Connecticut, puede pedir una lista de centros de salud basados en las escuelas del Departamento de Salud, el Departamento de Educación o su junta educativa local. Los centros de salud basados en las escuelas proporcionan una amplia gama de servicios para los niños y sus familias, incluyendo servicios de la salud física y salud mental. En las comunidades en las que hay centros de salud basados en las escuelas, estos servicios están disponibles para todos los niños que asisten a esa escuela.

También puede conseguir ayuda del pediatra de su hijo o los proveedores de servicios para la salud mental comunitarios. Para encontrar un profesional de la salud mental, puede hablar con su seguro médico privado quien le puede proporcionar con una lista de proveedores preferidos en su área. Si vive en Connecticut y tiene seguro HUSKY, puede preguntar en el Behavioral Health Partnership (BHP) (La sociedad de salud conductual) para que le ayuden a buscar un proveedor o llame al 2-1-1. También puede conseguir ayuda en una clínica psiquiátrica acreditada de cuidados ambulatorios. Para una lista de clínicas en Connecticut, haga clic aquí. Para más información en cómo conseguir la mejor ayuda, haga clic aquí.

Servicios estudiantiles o servicios para alumnos

Cada distrito tiene un Departamento de servicios estudiantiles o Servicios para alumnos a cuyo cargo está la educación especial. Los siguientes tipos de servicios, proporcionados por la escuela incluyen: pruebas de deteccion y evaluaciones, consultas sobre el manejo conductual, servicios de administración del caso, intervención en crisis, consejería individual, intervenciones grupales, manejo de los medicamentos y apoyos a las familias. Es posible que no todos estos servicios estén disponibles en cada distrito escolar o de estarlos, de forma limitada. Por ejemplo, puede que un distrito escolar tenga una trabajadora social que trabaja a tiempo partido en varias escuelas. O puede que un distrito escolar proporciona servicios especializados en ciertas escuelas de forma que los estudiantes con una necesidad en particular están todos agrupados en una misma escuela. Más, algunos servicios pueden estar vinculados a, o accesibles mediante la escuela pero se prestan los servicios en la comunidad por otros proveedores, a menudo después de las horas de clase.

Consultas sobre la salud conductual

Para aquellos niños hasta los 8 años de edad las consultas de la salud conductual se realizan principalmente en los entornos de la educación temprana. Un consultor trabaja con familias para proporcionarles con servicios de prevención tales como dándoles a los padres y cuidadores ideas para cómo crear un ambiente hogareño positivo, información sobre las diferentes etapas del desarrollo infantil, puede que les den capacitación sobre cómo controlar las conducta difíciles, y pueden ayudar y referir a las familias a servicios adicionales en la comunidad fuera del entorno escolar. Los consultores también pueden proporcionar capacitación o apoyos de más a las maestras del salón de clase para ayudarles a incorporar estrategias únicas o apoyos adicionales para ayudar con un estudiante en particular.

Servicios individuales

Si su hijo está teniendo dificultades emocionales o conductuales en la escuela y está a riesgo de desarrollar otros problemas, puede que tengan la oportunidad de reunirse cara-a-cara con otro adulto en la escuela o con un grupo pequeño de sus compañeros. El reunirse cara-a-cara permite que su hijo reciba atención individualizada con un consejero capacitado, trabajador social o psicólogo. Estas reuniones pueden enfocarse en la prevención, como forma de vigilar cualquier dificultad emergente o potencial. O puede que sean más terapéuticas en su enfoque con la meta de mejorar conductas o resultados específicos.

Intervenciones grupales

Las intervenciones grupales son una forma en la que su hijo puede recibir servicios o apoyos con sus compañeros que también puede que estén viviendo retos semejantes o quienes estén a riesgo de desarrollar problemas emocionales o conductuales. Los grupos se pueden enfocar en la prevención de problemas al desarrollar destrezas sociales o fomentar relaciones positivas con sus pares, o pueden ser más terapéuticos para afrontarse a problemas más graves tales como el manejo de la ira, el duelo y la pérdida, o afrontándose a un divorcio. Típicamente los grupos están encabezados por el trabajador social, orientado o psicólogo escolar y se reúnen o bien durante el día o después de las horas de clase.

Servicios de apoyo para las familias

A menudo, un niño que está teniendo problemas en la escuela también los está teniendo en casa. A veces son problemas que afectan a toda la familia tales como el estrés familiar, un suceso traumático, la pobreza u otras inquietudes. Algunas escuelas proporcionan servicios para satisfacer las necesidades básicas del estudiante o su familia para ayudar con el funcionamiento del estudiante en la escuela. Por ejemplo, las escuelas pueden prestarles computadoras o bibliotecas de recursos a los que los padres pueden acceder, ofrecer programas educativos para los padres, apoyos en buscar empleo, comidas gratuitas o ropa o referidos a otros servicios o apoyos comunitarios. Estos servicios los puede coordinar el intermediario de los padres escolar, el trabajador social o el orientador escolar.

Administración del caso

Para aquellos estudiantes con necesidad de múltiples servicios, la administración del caso puede ayudar a coordinar los servicios en un plan de cuidados para el estudiante y su familia. Con frecuencia el trabajador social u orientador escolar asume el rol de administrador del caso para ayudar a mantener los contactos entre los proveedores de servicios, asegurarse de que se esté llevando a cabo el plan, abogar para que se satisfagan las necesidades identificadas del estudiante y monitorear el progreso del estudiante.

Manejo de los medicamentos

Si un niño necesita medicamentos psicotrópicos para tratar una condición identificada de la salud conductual, la escuela puede ayudar en administrar los medicamentos durante las horas de clase. Una enfermera o un profesional de las salud capacitado del centro de salud basado en la escuela le administrará la dosis indicada, monitoreará los síntomas y efectos secundarios, y coordinará con los proveedores de atenciones médicas externos, como por ejemplo el pediatra de su hijo.

Referidos a servicios basados en la comunidad

Cuando un estudiante, o su familia, necesita servicios y apoyos no disponibles en la escuela o el distrito escolar, la escuela puede referirle al estudiante o a la familia a un proveedor basado en la comunidad que pueda mejor satisfacer sus necesidades. Estos proveedores pueden ser contratados por la escuela para proveer los servicios, puede que tengan acuerdos informales en pie para orientarles en el tipo de servicio a ofrecer, o en algunos casos pueden facilitar una conexión más rápida a los servicios de lo que lo pudiera haber hecho la familia a solas. El personal escolar le puede ayudar a la familia con los trámites necesarios, coordinar las citas en la escuela y hacer seguimiento de los referidos para asegurarse de que los servicios se implementaron y están en pie.

Programas para la prevención de abuso de sustancias basados en las escuelas

El enseñarles a los niños sobre los efectos nocivos del abuso de sustancias a una temprana edad es clave para prevenir el futuro abuso de cigarrillos, alcohol y otras drogas. Una forma de lograr esto es mediante la educación de la salud y abuso de sustancias en las escuelas. La audiencia objetivo de estos programas promoviendo la buena salud no es solamente los niños a riesgo, sino todos los niños como modelo de prevención de abuso de sustancias universal.

 

SERVICIOS Y APOYOS VINCULADOS A LAS ESCUELAS

Coordinación de cuidados

La coordinación de cuidados les proporciona a los jóvenes y sus familias en la comunidad con servicios de administración del caso a domicilio. La meta de la coordinación de cuidados es establecer estrategias para ayudar lograr las metas de las familias establecidas por su equipo de apoyos familiares y proveedores comunitarios. Este programa no es un programa clínico y es gratuito para cualquier joven y familia en el estado de Connecticut de 4 a 18 años de edad con un diagnóstico de la salud mental. La coordinación de cuidados colabora con el personal escolar (maestras, trabajadores sociales, orientadores), los apoyos comunitarios (entrenadores deportivos, los modelos de conducta, terapeutas), y con otros miembros de la comunidad (agentes de la probatoria, abuelos, personal de los programas extracurriculares) para trabajar hacia la meta impulsada por la familia. Para encontrar un proveedor de servicios de coordinación de cuidados en su área, haga clic aquí.

Intervención en crisis

Cuando un niño está teniendo ideas suicidas, tiene dificultad con el funcionamiento de las tareas del diario vivir, no es capaz de expresarse de forma eficaz, o si existe una preocupación general por el joven, se requiere de una intervención en crisis. Durante la intervención en crisis, un trabajador social, psicólogo escolar, orientador o terapeuta puede usar el enfoque de la intervención en crisis para aliviar los síntomas y conectarles al niño y su familia con servicios comunitarios. Un ejemplo de la intervención en crisis es el [servicio de urgencia psiquiátrica móvil]. Emergency Mobile Psychiatric Services. (EMPS, por sus siglas en inglés)

Programas extracurriculares

Aquellos estudiantes que están integrados activamente en actividades positivas a menudo demuestran mejor funcionamiento académico y se llevan mejor son su compañeros. Las actividades extracurriculares, o después del horario de clase, pueden ser una gran forma de promover el desarrollo positivo de los jóvenes, promover las interacciones positivas con los compañeros, fomentar la auto-estima y desarrollar destrezas entre los jóvenes. A menudo las escuelas colaboran con agencias comunitarias para proporcionar o promover actividades extracurriculares seguras, en ambientes de apoyo, de las cuales los estudiantes se pueden enterar a través de boletines escolares, circulares o de otros estudiantes.

Visit our Evidence-Based Practice Directory

KidsMentalHealthInfo.com has an evidence-based practice directory that lists mental health providers trained in popular evidence-based practices available in Connecticut for children and families with behavioral health needs. Evidence-based practices are those supported by research showing that they work for most children.