Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Preguntas frecuentes-La Salud Mental En El Sistema Escolar

¿Cuáles son las señas de alerta que posiblemente mi hijo esté teniendo dificultad en la escuela a consecuencia de problemas de la salud mental?

Como padre, por regla general, usted conoce a su hijo mejor que nadie más. Hay un número de señas que pueden indicar que su hijo esté teniendo dificultad en la escuela. Algunas posibles señas en las que fijarse:

  • ¿Su hijo está repentinamente evitando ir a la escuela o quejándose de estar enfermo a la hora de salir para la escuela?
  • ¿Su hijo está pasando por cambios importantes en su desempeño académico, (malas notas, reprobando los exámenes, etc.)?
  • ¿Su hijo está teniendo más problemas disciplinarios en la escuela?
  • ¿Su hijo está teniendo dificultad para concentrarse en el salón de clase?
  • ¿Le parece diferente el estado de ánimo o la conducta de su hijo, especialmente a la hora de ir a la escuela o al hablar sobre la escuela?
  • ¿Su hijo se está quejando mucho de la escuela, es una fuente de preocupación?
  • ¿Su hijo informa sobre problemas con otros niños o se siente que no encaja?
  • ¿Ha hablado con usted la maestra de su hijo sobre sus inquietudes?
  • ¿Su hijo está teniendo dificultades en casa u otras áreas de su vida?
  • ¿Su hijo está siendo expuesto a situaciones estresantes en casa, como por ejemplo problemas matrimoniales, problemas familiares, abuso de sustancias, una mudanza, o violencia doméstica?
  • ¿Su hijo ha vivido recientemente una experiencia alarmante o un suceso traumático?
  • ¿Su hijo padece de un problema de salud mental existente, o existe una inquietud al respeto?

Estas son sólo algunas posibles señas de alerta indicando que su hijo esté teniendo dificultades en la escuela relacionadas con inquietudes de la salud mental. Como cuidador de su hijo, es importante fijarse en cualquier cambio importante y prestarle atención a las posibles señas de alerta. Hágale preguntas a su hijo y haga lo mejor que pueda para entender sus preocupaciones.

 

Tengo algunas inquietudes, ¿ahora qué hago?

Cuando tiene inquietudes sobre las conductas de su hijo en la escuela, o está preocupado que los problemas de la salud mental están interfiriendo con el desempeño académico de su hijo lo mejor es hablar primero con la maestra de su hijo. Su hijo pasa la mayor parte del día en la escuela y los maestros pueden observar a su hijo en el entorno del salón de clase y en entornos con otros niños. El crear un dialogo abierto con la maestra de su hijo a principio de curso, o en cuanto empiecen sus inquietudes, ayudará a que se afronten a los problemas debidamente. Esfuércese para asistir a las reuniones de padres. Hágale preguntas a la maestra mandándole notas, enviándole correos electrónicos o reuniéndose con ella en persona cuando tenga una inquietud. Al crear una relación sólida de colaboración con la maestra de su hijo, e interesándose activamente en el desempeño académico de sus hijo, le pondrá en mejor posición para entender los problemas por los que su hijo pueda que esté pasando en el entorno del salón de clase. A menudo en las escuelas hay personal de apoyo con quien también puede hablar, incluyendo las maestras auxiliares, las asistentas de las maestras, las maestras de gimnasio, los monitores, el personal de recursos, los orientadores y el psicólogo o trabajador social escolar. Este personal puede que tenga la oportunidad de observar e interactuar con su hijo fuera del entorno del salón de clase y proporcionarle con información adicional sobre las conductas e interacciones de su hijo con los demás. Si piensa que ha hecho cuanto le haya sido posible para ayudar y apoyar las necesidades de su hijo y sigue con inquietudes, existen procesos más formales para solicitar una evaluación y ayudar a buscar servicios para niños con problemas de la salud mental y/ o discapacidades que están interfiriendo con su educación.

¿Qué son “los servicios para la salud mental basados en la escuela” y quién los presta?

Los servicios para la salud mental basados en la escuela son una amplia gama de servicios que incluyen actividades y servicios, incluyendo: evaluaciones formales, estrategias de prevención, o intervenciones tales como la consejería, consultas y referidos a servicios y apoyos en la comunidad. Estos servicios son importantes en cuanto a la capacidad de la escuela de poder asegurar un entorno escolar seguro y sano para todos los estudiantes, afrontarse a las conductas y la disciplina en los salones de clase, promover el éxito académico de los estudiantes, prevenir e interceder en una crisis, apoyar las necesidades socio-emocionales de los estudiantes, identificar y responder a los problemas graves de la salud mental, y apoyar y asociarse con las familias en riesgo. Muchos de los servicios para la salud mental basados en la escuela los prestan profesionales empleados de la escuela como los orientadores, los psicólogos, los trabajadores sociales, las enfermeras y el personal auxiliar. Están especialmente capacitados y trabajan con niños para ayudarles a tener éxito en la escuela mediante una variedad de actividades tales como administrar pruebas para evaluar la gravedad del problema de aprendizaje o conductual; enseñar destrezas sociales, resolución de conflicto, manejo del estrés; orientarles a los estudiantes en qué asignaturas han de tomar; o ayudar a los niños administrándoles los medicamentos o tratamiento para los síntomas de la salud físico y mental. A menudo, este personal puede conectar a los niños y sus familias con servicios más comprehensivos para satisfacer una variedad de necesidades básicas.

Algunas escuelas se afilian con proveedores de servicios de la salud mental para proveer los servicios en el mismo recinto escolar, para que sea más conveniente para las familias y los estudiantes. Los profesionales empleados por agencias comunitarias puede que sean capaces de proveer un enfoque más holístico al lidiar con la salud mental del niño que el personal escolar al tomar en cuenta el impacto que tiene la familia, la comunidad, el trabajo y el funcionamiento escolar del niño y su familia como un sistema familiar.

En algunas comunidades existen “Centros de salud basados en las escuelas” al que los estudiantes y sus familias pueden acudir para recibir servicios médicos, dentales, socio-emocionales, y/ o conductuales. Algunos centros de salud basados en las escuelas tienen profesionales médicos capacitados en afrontarse a una gama de tratamientos y servicios de prevención. En Connecticut los padres pueden encontrar más información sobre los centros de salud basados en las escuelas al visitar el sirio web de [La asociación de centros de salud basados en las escuelas de Connecticut] Connecticut Association of School-Based Health Centers. Fuera de Connecticut, puede conseguir una lista de los centros de salud basados en las escuelas solicitándola del Departamento de Salud Pública, el Departamento de Educación de su estado o su propia junta educativa local.

¿Cómo puedo conseguir ayuda para mi hijo en mi comunidad?

Puede conseguir ayuda del pediatra de su hijo o los proveedores de servicios para la salud mental en su comunidad. Para encontrar un profesional de la salud mental calificado, puede hablar con su seguro médico privado que le puede facilitar una lista de proveedores preferidos en su área. Si vive en Connecticut y tiene el seguro HUSKY, puede preguntar en el Behavioral Health Partnership (BHP) (La sociedad de salud conductual) que le faciliten un proveedor, o puede llamar al 2-1-1. También puede conseguir ayuda en una clínica psiquiátrica acreditada de atenciones ambulatorias, para una lista de las clínicas en Connecticut, haga clic aqui.

¿Cómo puede un padre o cuidador solicitar ayuda formalmente para su hijo en la escuela?

Es importante averiguar el por qué un niño está teniendo dificultades en la escuela. En algunos casos, puede que el niño esté padeciendo de un problema de la salud mental o una discapacidad. Por ley, las escuelas han de proporcionarles ayuda especial a los estudiantes elegibles por discapacidad. Esta ayuda se denomina “educación especial y servicios relacionados”. Un referido para los servicios de educación especial es el primer paso en el proceso para determinar si el niño debe o no recibir los servicios de educación especial.

La educación especial se presta al niño con una discapacidad identificada que necesita instrucción especializada para satisfacer sus propias necesidades y permitirle el uso del currículo general del distrito escolar.

Como padre o cuidador de un niño que tiene o podría padecer de un problema de la salud mental o una discapacidad que requiere instrucción especial, trabajará con un equipo de educadores especialistas, según sea indicado, para determinar las necesidades de su hijo y diseñar un programa apropiado y que satisfaga las necesidades de su hijo.

Los servicios relacionados puede que incluyan, pero no se limiten a, servicios psicológicos y de consejería, servicios del habla y lenguaje, servicios audiológicos, orientación, trabajo social, transportación, terapia física y ocupacional, y servicios médicos requeridos para fines diagnósticos o evaluativos.

¿Cuáles son los pasos a seguir para conseguir educación especial y servicios relacionados para un niño con un problema de la salud mental o una discapacidad?

 

El satisfacer las necesidades educativas de un niño en la escuela es importante para su éxito. Es importante que los padres y cuidadores entiendan el proceso ya que puede ser algo confuso. Existen leyes federales y locales que protegen los derechos de niños con discapacidades.

A continuación hay una lista de los pasos a seguir, por regla general, para ayudar a que un niño reciba educación especial y servicios relacionados:

  • Identificar al niño que tiene una necesidad de la salud mental o una discapacidad.
  • Hacer un referido para servicios y el proceso del Equipo de planificación y colocación (PPT, por sus siglas en inglés).
  • Evaluar al niño.
  • Determinar si el niño es elegible para los servicios conforme a la evaluación y las leyes vigentes.
  • Desarrollar un Programa educativo individualizado para el niño.

Por favor, lea todas las preguntas en esta sección ya que explican en detalle cada paso del proceso, También, puede visitar la [biblioteca de recursos] resource library  para más información sobre las agencias que le pueden ayudar a abogar por los derechos de su hijo.

¿Que ha de pasar antes de que se refiera a un niño a educación especial y servicios relacionados?

Antes de que un niño sea referido para servicios de educación especial, otros procedimientos y programas se habrán de haber intentado y, donde apropiado, implementados en el salón de clase. Los distritos escolares tienen equipos en cada escuela que ofrecen diferentes programas a las maestras para que los usen en el salón de clase. Estos equipos a veces se denominan “equipos de estudio estudiantiles” o “equipos de ayuda estudiantil”. Un padre o cuidador puede solicitar ayuda del equipo de la escuela de su hijo. Si un niño sigue con dificultades, un padre o cuidador debe completar un referido para educación especial.

Se requiere un referido para cualquier niño que haya sido suspendido repetidas veces o cuya conducta, asistencia o progreso en la escuela se considere insatisfactoria. Por favor, refiérase a la información de la Connecticut School-Based Diversion Initiative, (La iniciativa de desvío basada en la escuela de Connecticut) un programa disponible sin costo alguno para las escuelas en Connecticut para ayudar a satisfacer las necesidades de los estudiantes a riesgo de ser apresados, expulsados y / o suspendidos.

¿Cómo puede un padre o cuidador solicitar un referido para educación especial?

Hay dos formas en las que un niño puede ser identificado como posible candidato a la educación especial y servicios relacionados; el sistema conocido por Child Find que opera en todos los estados, y mediante un referido de un padre, cuidador o personal escolar.

Child Find: En Connecticut (disponible para los niños de 3 a 21 años de edad) el Child Find Project en el Connecticut Parent Advocacy Center (CPAC) (El centro de abogacía de padres de Connecticut) le puede explicar el proceso y ayudar a familias a conectarse con sus distritos escolares locales y otras agencias, Llame al 1-800-445-2722, llamada gratuita, o haga clic aquí para más información.

Los padres o cuidadores en Connecticut de niños recién nacidos hasta los 2 años de edad que piensan que su hijo pueda tener una discapacidad deben comunicarse con Birth-to-Three (De infantes a tres años) al 1-800-505-7000.

El referido o solicitud para una evaluación: Un profesional del personal escolar puede pedir que se evalúe a un niño para determinar si tiene, o no, una discapacidad. Los padres y cuidadores también pueden comunicarse con la maestra de su hijo, o cualquier otra persona en la escuela para solicitar que se le evalúe a su hijo. Esta solicitud se puede hacer verbalmente, pero es mejor hacerla por escrito.

Los padres en Connecticut pueden usar y rellenar el formulario estándar del Departamento de Educación de Connecticut, ED621, y entregárselo a la escuela.

¿Qué se puede esperar que pase después de solicitar un referido a educación especial y servicios relacionados??

Si se requiere realizar una evaluación, un equipo, que incluye a los padres (En Connecticut se denomina el Equipo de planificación y colocación, PPT [por las siglas en inglés]) se reunirá para compartir información sobre el desarrollo del niño y su desempeño escolar. Esta evaluación es gratuita para los padres. Los padres o cuidadores han de dar su consentimiento informado (consentimiento por escrito) antes de que se le pueda evaluar al niño por primera vez para determinar si es elegible para educación especial.

Hay reglas que protegen al niño durante el transcurso de la evaluación. La evaluación ha de poder identificar todas las necesidades del niño referentes a la educación especial y servicios relacionados, y se ha de administrar de forma imparcial. Todas las pruebas se han de administrar en el idioma o modo de comunicación con el que se sienta más cómodo el niño, salvo cuando no sea posible. Las evaluaciones han de incluir todas las áreas relacionadas con el problema de la salud mental o discapacidad, tales como: la salud, la vista, la audición, el estado social y emocional del niño, la inteligencia general, el desempeño académico, las destrezas de comunicación y las destrezas motrices.

En Connecticut, para los niños mayores de 3 años y menores de 21 años de edad, el distrito escolar tiene hasta 45 días para completar la evaluación y determinar si el niños es o no elegible para los servicios de educación especial. Los 45 días comienzan el día en que el personal de la escuela recibe el referido por escrito.

Los padres y cuidadores pueden estar en desacuerdo con la decisión basada en la evaluación y pedir una revisión de la misma.

¿Cuáles son los requisitos para la educación especial y servicios relacionados?

Para ser elegible para educación especial y los servicios relacionados, un niño ha de tener entre los 3 y 21 años de edad, y satisfacer una o más de las siguientes discapacidades, conforme a la Ley federal de individuos con discapacidades educativas, o por sus siglas en inglés (IDEA):

  • Autismo
  • Sordera – ceguera
  • Sordera
  • Retraso del desarrollo (los niños de 3 a 5 años, inclusivos)
  • Trastorno emocional
  • Impedimento de la audición
  • Discapacidad intelectual (retraso mental)
  • Discapacidades múltiples
  • Impedimento ortopédico
  • Otro impedimento de la salud (fuerzas, vitalidad o lucidez limitada a raíz de un problema de la salud agudo o crónico como el envenenamiento de plomo, asma, trastorno por déficit de atención, diabetes, una condición cardiaca, la hemofilia, leucemia, nefritis, fiebres reumáticas, anemia falciforme, y síndrome de Tourette).
  • Impedimento físico
  • Discapacidad especifica del aprendizaje
  • Impedimento del habla o lenguaje
  • Lesión cerebral traumática
  • Impedimento de la vista, a incluir la ceguera

La discapacidad ha de afectar el despeño educativo del niño de forma adversa; y como resultado, el niño necesita un programa de enseñanza especial para satisfacer sus necesidades educativas únicas.

¿Qué es un equipo de planificación y colocación (PPT, por las siglas en inglés)?

Un PPT está compuesto por profesionales acreditados y/ o titulados que representan:

  • La maestra de educación regular de su hijo;
  • Al menos una maestro de educación especial;
  • Un individuo capaz de interpretar los resultados de la evaluación (por ejemplo el psicólogo escolar);
  • Personal administrativo y estudiantil de la escuela;
  • Los padres o cuidadores del niño;
  • Un defensor del padre;
  • Otras personas con conocimientos sobre el desarrollo, el logro académico o desempeño funcional del niño; y
  • De ser apropiado, el niño mismo.

En la reunión del PPT, el grupo hablará sobre los procedimientos evaluativos, si el niño es elegible para los servicios de educación especial, y el Programa educativo individualizado (PEI). Todos los miembros del equipo participan igualmente en el proceso de toma de decisiones.

¿Qué puede esperar un padre o cuidador de la primera reunión del PPT?

La primera reunión del PPT es para hacer constar el referido a educación especial y hablar sobre el proceso evaluativo.

El equipo revisará la información disponible actualmente sobre cómo le va al niño en la escuela, incluyendo sus fortalezas y decidirá si se requiere más información. El PPT puede que decida que no se necesiten evaluaciones adicionales.

Los padres y cuidadores deben recibir la información en el idioma, o mediante el modo de comunicación, que ellos entienden al hacer el referido inicial o solicitar una evaluación.

En Connecticut, los padres o cuidadores han de recibir una notificación por escrito al menos 5 días antes de la reunión del PPT.

¿Qué es un Programa educativo Individualizado (PEI)?

Si se determina que el niño es elegible para los servicios de educación especial, se redacta un PEI que describe en detalle el programa de educación especial del mismo. Todos los estudiantes que reciben educación especial y los servicios relacionados han de tener un PEI. Se ha de revisar el PEI cada año. En Connecticut, los padres y cuidadores reciben una copia del PEI a los 5 días de la reunión del PPT para desarrollar o revisar el PEI. Los bebés y párvulos identificados con tener una discapacidad mediante el programa Birth to Three reciben un Plan de servicios familiares individualizado (PSFI).

¿Cuáles son las partes principales de un PEI?

  • Un resumen actualizado del desempeño educativo y funcional;
  • Metas educativas medibles para el próximo año y objetivos de la instrucción a corto plazo ligados a los niveles actuales del desempeño académico y funcional del estudiante;
  • Procedimientos evaluativos y criterio de desempeño;
  • Una explicación de hasta qué punto, según corresponda, su hijo no participará en el salón de clase de educación regular, el currículo general, o actividades extracurriculares;
  • Cambios y ayuda especial que necesite su hijo para estar activo en el currículo de educación general, a incluir actividades no académicas y extracurriculares;
  • La educación especial y servicios relacionados requerida por su hijo, incluyendo la transportación y programas físicos y vocacionales;
  • El entorno escolar recomendado y una lista de las personas que trabajarán con su hijo para implementar el PEI;
  • La fechas en que comenzarán y terminarán los servicios y la frecuencia con la que se prestarán dichos servicios;
  • Lo largo que serán el día y el año escolar;
  • Recomendaciones para la administración de evaluaciones alternativas (según se necesite); y
  • La necesidad de servicios de traducción.

¿Cómo se mide el progreso mediante el PEI?

El PEI ha de incluir una declaración de cómo se medirá el progreso del estudiante. También ha de incluir una explicación de cómo se compartirá la información de dicho progreso con los padres. Estos informes sobre el progreso se han de dar a los padres con al menos la misma frecuencia que se le dan a los padres de estudiantes sin discapacidades (por ejemplo, cada periodo de calificaciones, informes de progreso a mitad del periodo de calificaciones). Al menos cada tres años se ha de volver a evaluar al estudiante. El propósito de la evaluación trienal es determinar si el estudiante sigue satisfaciendo el criterio de la discapacidad conforme a lo definido por la Ley federal de individuos con discapacidades (IDEA). Sin embargo, se le puede volver a evaluar a un estudiante con más frecuencia si las condiciones lo ameritan o si el padre o la maestra del estudiante solicita que se haga una nueva evaluación.

En Connecticut se requiere el consentimiento por escrito de los padres o cuidadores para pedir una re-evaluación para determinar la elegibilidad de servicios de educación especial.

Cómo se diferencia un PEI de un plan 504?

Un plan 504, que queda bajo las disposiciones de las leyes de los derechos civiles, es un plan que permite que los estudiantes con discapacidades participen libremente y con seguridad en las escuelas para tener las mismas oportunidades que los demás. Un PEI, que queda bajo las disposiciones de la Ley federal de individuos con discapacidades, trata con la prestación actual de los servicios educativos. Los estudiantes elegibles a un [PEI] IEP, o Programa educativo individualizado, comprenden nada más un pequeño subconjunto de todos los estudiantes con discapacidades. Requieren ayuda especial significativa, y son más aptos a trabajar a su propio nivel y paso. Solo ciertas discapacidades son elegibles para un PEI y aquellos estudiantes que no satisfacen dicho criterio, pero también necesitan algo de ayuda para participar plenamente en la escuela son candidatos para un plan 504.

¿Qué pasa si el niño no ese elegible para educación especial?

Si el PPT decide que el niño no es elegible para educación especial, el distrito escolar ha de informarles a los padres y cuidadores de esta decisión por escrito, y explicar el por qué se determinó que el niño “no es elegible”. Bajo la Ley federal de individuos con discapacidades educativas (IDEA), a los padres también se les ha de proporcionar la información sobre cómo proceder en caso de estar en desacuerdo con la decisión tomada. Los padres y cuidadores tienen el derecho de solicitar una evaluación educativa independiente (EEI) administrada por un examinador calificado (acreditado y/ o titulado) que no es un empleado del distrito escolar de su hijo. Cuando el distrito escolar acuerda pagar por dicha EEI, el criterio bajo el que se administra, incluyendo la localidad y las calificaciones del examinador, ha de ser el mismo que utilizaría el distrito al hacer su propia evaluación.

En Connecticut, los padres y cuidadores tienen el derecho de apelar la decisión del distrito escolar al presentar una queja formal ante el Departamento de Educación de Connecticut, o al iniciar un arbitraje o debido proceso.

¿Qué pasa si un niño no tiene edad de escolarización y el padre o cuidador cree que el niño puede que padezca de un problema la salud mental o una discapacidad?

Si un niño tiene menos de 3 años de edad, y se sospecha que pueda que tenga una discapacidad o retrasos significativos del desarrollo, se puede referir al niño a los servicios estatales apropiados de intervención temprana. En Connecticut, el sistema Birth to Three ofrece evaluaciones gratuitas. Si el niño tiene más de 3 años, se le puede referir al niño al enviar un formulario de referido o escribiendo una carta al director de educación especial del distrito escolar local.

¿Dónde recibirá el niño la educación especial y los servicios relacionados?

De ser posible, un niño elegible para educación especial y los servicios relacionados, ha de ser educado con sus compañeros no discapacitados en el salón de clase de educación regular en la escuela a la que asistiría en caso de no tener una discapacidad. Esto se denomina el LRE [por las siglas en inglés], o el entorno menos restrictivo. Si no se puede implementar el Programa educativo individualizado (PEI) del niño incluso con el uso de ayudas y servicios adicionales en la escuela a la que asistiría de no tener una discapacidad, el equipo de planificación y colocación (PPT) ha de encontrar la colocación educativa más apropiada para este niño y lo más cerca a su casa que sea posible.

¿Cuáles son algunas de las leyes que protegen a los niños con problemas de la salud mental o una discapacidad?

La ley federal de individuos con discapacidades educativas (IDEA 2004)
La ley federal de individuos con discapacidades educativos asegura que todo niño que padezca de una discapacidad tenga a su disposición una educación pública gratuita que ofrezca educación especial y servicios relacionados diseñados para satisfacer sus necesidades y prepararle para una educación superior, empleo y la vida independiente. Para más información y detalles sobre esta ley, visite el sitio web del National Dissemination Center for Children with Disabilities . (El centro nacional de difusión para niños con discapacidades)

En Connecticut, el sitio web del Connecticut Parent Advocacy Center (El centro de abogacía de padres de Connecticut) le puede ayudar a entender la ley.

Sección 504 de la ley de rehabilitación del 1973 “La ley de derechos civiles para personas con discapacidades”.
La sección 504 de la ley de americanos con discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) dice que ninguna persona con una discapacidad, incluyendo las de la salud mental, puede ser excluido de participar en cualquier programa o actividad financiado por el gobierno federal, incluyendo escuelas. Los estudiantes con discapacidades que tienen en pie un Plan 504 por escrito, reciben acomodos razonables de la escuela para permitir que puedan participar libremente de las mismas oportunidades que sus compañeros.

Algunos requisitos educativos básicos de esta ley:

  1. Ningún niño con una discapacidad puede ser excluido de una educación pública a raíz de su discapacidad;
  2. Todo niño con una discapacidad tiene el derecho a una educación pública apropiada y gratuita (FAPE, por las siglas en inglés) a pesar de la naturaleza de su discapacidad;
  3. Los niños con discapacidades han de ser educados junto a los niños sin discapacidades al máximo extremo que sea apropiado dadas sus necesidades únicas;
  4. Se han de establecer salvaguardias procedimentales para que los padres y tutores puedan refutar las decisiones tomadas relativas a las evaluaciones y colocación de sus hijos;
  5. Las agencias educativas estatales o locales han de identificar y localizar a los niños con discapacidades.

El departamento de Educación de Connecticut
En Connecticut, los padres y cuidadores pueden enterarse de sus derechos a los servicios de educación especial al hacer clic en la publicación del Departamento de Educación de Connecticut titulada, Parents Guide to Special Education (Guía para los padres sobre la educación especial)

Visit our Evidence-Based Practice Directory

KidsMentalHealthInfo.com has an evidence-based practice directory that lists mental health providers trained in popular evidence-based practices available in Connecticut for children and families with behavioral health needs. Evidence-based practices are those supported by research showing that they work for most children.