Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Inquietudes con relación a un niño

Como proveedor de cuidados y educación temprana ¡es usted un recurso valioso para los padres!   Usted se pasa el día jugando con, observando y cuidando niños y ya conoce algunas de las pautas del desarrollo infantil a las que los niños han de llegar en su desarrollo sano. Usted juega un papel clave en reconocer cuando un niño pueda necesitar ayuda especial y puede conectar a las familias a los sistemas apropiados para afrontar los problemas de dicho niño. Todos los niños son únicos, pero en algún momento puede que vea que un niño no se esté desarrollando como debería.

 Considere las pautas de desarrollo infantil:  Desde que nacen hasta cumplir los 5 años, los niños siguen creciendo, jugando, moviéndose, hablando e interactuando con los demás. Para cada edad y etapa del desarrollo del niño existen pautas a las que cada niño llegará de forma única. Los proveedores de cuidados y educación temprana han de estar conscientes de dichas pautas y ayudar a identificar cuando pudiera haber una inquietud en la forma en que un niño aprende, juega, habla o actúa. Estas pautas de desarrollo pueden ayudar a los padres y cuidadores a descubrir cualquier problema o inquietud del desarrollo tempranamente. Muchos grupos publican listas en línea de dichas pautas como por ejemplo (Los gráficos de las pautas del desarrollo publicadas por el Centro de Control y Prevención de enfermedades) Centers for Disease Control and Prevention’s Developmental Milestones charts y (Los circulares basados en la edad de la organización Cero a Tres) Zero to Three Organization’s Age-based handouts. Pueden compartir estas herramientas con los padres y cuidadores.

De importancia para los proveedores de cuidados y educación temprana basados en Connecticut:  The Connecticut Early Learning and Development Standards (CT ELDS) [Los estándares de desarrollo y aprendizaje temprano de Connecticut] son un resumen sobre qué deben saber y poder hacer los niños en sus primeros años de desarrollo, desde que nacen hasta cumplir los 5 años de edad. Estos estándares se han de usar como una guía en el momento de considerar las etapas del desarrollo de los niños y poder planificar para apoyarles en su crecimiento continuo. Hay unas “Guías de acción” muy útiles incluidas en estos estándares para compartir con los padres. Para acceder a las Guías de acción, haga clic aquí.

Considere los factores que influyen en el desarrollo social y emocional de un niño:  Para poder apoyar y entender plenamente la salud social y emocional de un niño, se han de tomar en consideración todos los factores enumerados a continuación:

  • Consideraciones culturales: ¿Qué creencias y estilo de crianza únicos practica cada una de las familias basado en su cultura?
  • Factores de riesgo:
    • Factores de riesgo ambientales: Vivir en una comunidad no segura o insalubre (mala calidad del aire u otros contaminantes ambientales), recibir cuidados en un entorno de baja calidad de cuidados infantiles, una falta de recursos en la comunidad, o una falta de políticas apoyando los niños y las familias.
    • Factores de riesgo familiares: Depresión maternal o enfermedades de la salud mental en la familia, abuso de sustancias por los padres, encarcelamiento de los padres, desempleo de los padres, violencia en la familia y la pobreza
    • Factores de riesgo internos del niño: Un temperamento consentido, retrasos en el desarrollo y problemas serios de la salud.

Fuente: Center for Early Childhood Mental Health Consultation) http://ecmhc.org/tutorials/social-emotional/mod1_2.html

Considere el temperamento y la conducta:  El temperamento se refiere a la forma única en que cada niño vive y aborda el mundo. Los niños son todos diferentes y su temperamento controlará cómo se comportarán y reaccionarán ante diferentes situaciones. El temperamento también está influido por la genética, la crianza, las experiencias vitales y la cultura. Existen 9 rasgos que se han identificado ser parte del temperamento de una persona:

  • Nivel de actividad – la cantidad de movimiento y actividad corporal;
  • Ritmo biológico – la regularidad de las funciones biológicas (por ejemplo el ciclo de sueño, de hambre, y eliminación) Acercamiento/ retirada – cómo una persona reacciona ante una nueva situación o persona.
  • Calidad del estado de ánimo – estados de ánimo positivos frente a los negativos.
  • Intensidad de las reacciones – las reacciones ante situaciones positivas y negativas.
  • Sensibilidad – cuán sensible es la persona ante un estímulo irritante.
  • Adaptabilidad – cuán rápido o lento se adapta una persona a cambios en las rutinas o sobrelleva las respuestas negativas iniciales.
  • Nivel de distracción – cuán fácilmente se distrae la persona ante estímulos no esperados.
  • Persistencia – cuánto tiempo persistirá una persona con una tarea difícil sin rendirse.

El temperamento se puede agrupar en tres tipos diferentes:

Tipo de temperamento Técnicas sugeridas para que el cuidador responda a dicho temperamento
Flexible– estado de ánimo positivo, baja intensidad, baja sensibilidad, el niño flexible puede que se pierda en el grupo. • Con regularidad monitorearle al niño flexible.•          Asigne un tiempo especial para él•          Necesita contacto intimo
Miedoso – se adapta lentamente a las situaciones, se retira fácilmente. •          Manténgase cerca a este niño.•          Acérquese lentamente al niño, y andamiaje de juego.•          Permita que se desarrolle la independencia antes de retirarse uno.
Enérgico, quisquilloso o active – activo, intensivo, que se distrae, sensible, irregular y a veces malhumorado. •          Utilice la redirección cuando el niño tiene una reacción intensa.•          La clave para lidiar con los niños enérgicos es que uno mismo sea flexible.•          Anticipe las transiciones al dejarle saber al niño por adelantando que habrá un cambio.•          Mantenga un entorno tranquilo y relajado.•          Aprovéchese de los momentos de paz y tranquilidad.•          Proporcione oportunidades para el juego activo y vigoroso.

Se ha de considerar cada tipo de temperamento en lo que los proveedores de cuidados y educación temprana personalizan sus cuidados y mejor intentan satisfacer las necesidades de los niños.

Fuente: http://www.earlylearningcoalitionsarasota.org/forms/2011/intentionalteaching/9%20Temperament%20Traits,%203%20Termperament%20Types.pdf y PITC, training Powerpoint- https://www.pitc.org/cs/pitclib/view/pitc_res/974

El buen acoplamiento:

Un elemento importante para la buena salud mental es “el buen acoplamiento” entre el proveedor y el niño. Como proveedor, su reacción debe ser apropiada para poderse acoplar al temperamento del niño; como el ser paciente y bondadoso con el niño tímido, o poder actuar de forma calmada y firme para redirigir al niño activo. El entender el porqué está ocurriendo cierta conducta puede ayudarle a decidir qué acción tomar. Una buena herramienta para entender los distintos tipos de conductas y las acciones apropiadas se titula:[Hacia un mejor entendimiento de las conductas de los niños Toward a Better Understanding of Children’s Behavior.

Conductas que puedan requerir una evaluación más a fondo o un referido a los padres:

Además de las pautas de desarrollo infantil, existen otras conductas sociales y emocionales en niños pequeños que puede que requieran una evaluación más a fondo y/ o un referido, como los son:

  • Poco o nada de contacto visual (esto puede ser una norma cultural, asegúrese de tomar esto bajo consideración)
  • Demostrarse quisquilloso o irritado con frecuencia y durante largos periodos de tiempo.
  • Una falta de sonreírse o una conducta retirada.
  • Poca o nada de preferencia por los adultos conocidos.
  • Rabietas extremas, frecuentes y de larga duración que impiden el aprendizaje y fomentación de relaciones.
  • Una falta de curiosidad
  • Durmiendo demasiado o no lo suficiente
  • Problemas con el comer/ la alimentación – demasiado o no lo suficiente.
  • Demuestra una regresión en el habla – por ejemplo deja de arrullar o balbucear.

Además, con relación a los niños pequeños y los de edad pre-escolar:

  • Incapaz de usar juguetes de forma imaginaria
  • A menudo se ve triste o preocupado
  • No escucha o responde
  • Raras veces expresa sus sentimientos con palabras
  • Parece incapaz de controlar sus sentimientos, la mayor parte del tiempo.

(fuente: http://ecmhc.org/tutorials/social-emotional/mod1_2.html)

 

Visit our Evidence-Based Practice Directory

KidsMentalHealthInfo.com has an evidence-based practice directory that lists mental health providers trained in popular evidence-based practices available in Connecticut for children and families with behavioral health needs. Evidence-based practices are those supported by research showing that they work for most children.