Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Mental health is just as important as physical health to a child's well-being.

Preguntas Frecuentes-Salud mental en la infancia / la niñez temprana

  1. ¿Qué es la salud mental en la infancia / la niñez temprana?

Cuando hablamos de la salud mental en la infancia / la niñez temprana nos referimos a las relaciones que los bebés y niños en la primera infancia tienen con sus padres o tutores y su capacidad de sentir emociones y explorar sus alrededores. Estas relaciones tempranas son importantes para el desarrollo sano de la salud de un niño. Las relaciones cariñosas de los padres y tutores atentos son importantes para la salud mental del niño.

La salud mental de un bebé es también la capacidad del bebé de sentir y controlar diferentes sentimientos. Los bebés exploran para poder aprender.

La salud mental en la infancia temprana se refiere al desarrollo social y emocional del niño. Es la capacidad de tener buenas relaciones sociales con adultos, incluyendo los tutores, profesores y pares y aprender a expresar sus emociones de forma sana y segura.

 

  1. ¿Cuáles son las señales de un desarrollo sano en mi hijo (de nacimiento a los 6 años)?

He aquí algunos indicadores de que su hijo demostrará una salud mental sana:

Está despierto y alerto y dispuesto a jugar con sus tutores. Le gusta estar en brazos y balbucear con sus tutores. Felizmente juega juegos como por ejemplo “cuán grande” o “manitas”. Puede encontrar consolación en sus tutores y sigue un horario regular de dormir y estar despierto.

Los niños en la primera infancia exploran las cosas nuevas a su alrededor. No abandonan un juguete o actividad incluso cuando se les es difícil usarlo. Pueden jugar con adultos y otros niños – cogiendo y dando juguetes, observando y sonriendo. Entienden el significado de “no” y se paran cuando lo oyen para saber que han de hacer a continuación. Buscan a sus tutores cuando necesitan consuelo.

Los niños en la edad pre-escolar buscan a los adultos cuando necesitan ayuda. Siguen instrucciones simples. Pueden esperar, sin llorar, un corto periodo de tiempo cuando se les pide. Juegan de forma cooperativa con otros niños siguiendo a los adultos que les sirven de guía.

Es importante destacar que todos los niños, incluso los sanos, a veces se frustran, lloran y tiene dificultad en consolarse. Sin embargo, si esta conducta es crónica o llega a ser agobiadora, puede que los padres necesiten ayuda o apoyos de más.

 

  1. ¿Cómo puedo apoyar el desarrollo social sano de mi hijo pequeño (prenatal hasta los 6 años de edad)?

Los padres y tutores de los bebés y niños en la primera infancia pueden mejor apoyar la buena salud mental desde muy temprano en el proceso de desarrollo, incluso antes de que nazca el bebé. Los buenos cuidados prenatales son muy importantes en cómo las madres se sienten frente a sus hijos una vez hayan nacido. Las citas médicas periódicas, apoyos de los parientes, disminuyendo el estrés, y consiguiendo el descanso apropiado son buenas prácticas de las que los bebés se “acordarán” después de nacer.

Después de nacer, los padres y tutores querrán prestarle mucha atención a su bebé, consolándole al llorar, dándole de comer cuando tenga hambre, cambiándole el pañal cuando lo tenga sucio, y teniéndole en brazos cuando esté despierto. Estos momentos de estar despiertos y alertos son cuando los bebés miran las caras y se fijan en dibujos de alto contraste (blanco y negro). Los padres y tutores han de estar al tanto de cuando el bebé está cansando y ha de acostarse. Estos son los primeros pasos en dejar saber a los bebés que sus padres les entienden y les darán lo que necesiten. De esta forma los bebés empiezan a conectar con, y confiar en, aquellas personas quienes les cuidan.

La gran labor de un bebé es aprender a confiar en alguien. Cuando los bebés lloran es que algo les molesta. Algunas cosas se pueden resolver, el hambre, un pañal sucio, el cansancio. Otras veces simplemente están incómodos y necesitan que se les meza, tenga en brazos, consuelen. El no brindarle estas cosas al bebé le dice que nadie le entiende o se preocupa por él. El atender a los llantos de un bebé no es mal criarlo sino, de hecho, enseñarle que hay alguien con quien puede contar para ayudarle y decirle que está seguro. El sentirse seguros es muy importante para los bebés y niños en la primera infancia. Los padres y tutores no se han de preocupar por mal criar a sus hijos en los primeros 12 meses de vida, su labor es responder a sus necesidades. Una relación cariñosa y calurosa servirá de protección contra el estrés y trauma con la que un niño pequeño se pueda enfrentar más tarde en la vida.

En lo que los niños son más móviles y comienzan a usar el lenguaje, los padres y tutores quieren ofrecerles lugares seguros para que puedan explorar, objetos seguros que puedan meterse en la boca. Celebre las nuevas habilidades de su hijo (agarrar una cuchara, ponerse el abrigo, escuchar un cuento, recoger un juguete) y déle cumplidos cuantas veces sea posible. Los padres y tutores querrán estar listos para consolar y apoyar a sus hijos en la primera infancia y en la edad pre-escolar cuando éstos estén explorando y se encuentren con un juguete que no pueden hacer que funcione, o cuando estén molestos. Apoye sus intereses y deseo de intentar de nuevo. Sea la persona a quien acude su hijo buscando ayuda y consuelo y déle ánimo. Abrácelo cuando no se lo espera.

 

  1. ¿Por qué me siento triste y abrumada al cuidar de mi hijo pequeño? ¿Qué puedo hacer?

El ser madre es una labor muy ardua y exigente. El sentirse triste o a falta de energía después de dar a luz es normal en el 50 – 80% de las nuevas madres. Muchas nuevas madres se sienten ansiosas, cansadas, tristes o irritadas o enojadas en los primeros 10 días después de dar a luz. Normalmente estos sentimientos desaparecen, pero para un pequeño número de nuevas madres y padres la depresión puede durar un año o más. La depresión puede empeorar cuando existen otros estresores en su vida, tales como la pobreza, peder el trabajo, problemas matrimoniales o una falta de apoyos sociales. La depresión a largo plazo puede incluir una falta de interés en actividades, una pérdida de apetito, problemas del sueño, fatiga, sentimientos de inutilidad o culpabilidad, el no poder tomar decisiones e incluso pensamientos sobre la muerte.

Dado que la depresión puede afectar la habilidad de un padre en cuidar a su bebé, es importante conseguir ayuda lo antes posible. Su médico le puede ayudar en determinar si lo que está sintiendo es normal o no y le puede referir a un especialista que le puede ayudar. Es importante hablar con alguien en que confía sobre sus sentimientos para ayudarle a decidir cuál será su próximo paso. Si vive en Connecticut, puede también llamar al 2-1-1 o visite su sitio web para buscar apoyos. Otro sitio web Postpartum Support Internacional es un gran recurso para encontrar grupos de apoyo y otros recursos en su estado.

 

  1. ¿Qué puede fallar en cuanto a la salud mental de mi hijo?

Algunos niños tienen un temperamento o personalidad que dificulta ser buen padre. Sus padres y tutores se enfrentan al reto de buscar la forma apropiada de consolarles, y relacionarse con sus hijos. A algunos bebés no les gusta acurrucarse o estar abrazados y sus padres y tutores han de trabajar más duro para encontrar la forma adecuada de tenerlos en brazos, jugar con ellos y consolarles. Otros niños pueden vivir experiencias que causan daños emocionales tales como la pérdida del trabajo del padre, la pérdida del hogar, un padre desplegado por las fuerzas armadas, depresión del padre, violencia doméstica, abuso de sustancias de los padres, el desamparo, el ser colocado bajo los cuidados de crianza, un divorcio o problemas de los hermanos Estas experiencias pueden causar problemas para los niños pequeños y a veces conllevar a inquietudes aún más graves.

Ahora sabemos que hasta los niños pequeños pueden experimentar problemas serios y trastornos de la salud mental. También sabemos que muchos niños no reciben tratamiento para estos problemas de la salud mental. Un estresante fuerte para un niño pequeño como lo es la pérdida o separación de sus padres o tutores puede ser muy traumático para él. Los niños pequeños pueden padecer de trastornos de ansiedad que interfieren con su desarrollo sano. Los niños pequeños también pueden padecer de depresión. Los niños pequeños puede que tengan mucha dificultad en adaptarse a nuevas situaciones. Puede que tengan problemas al entender y controlar sus emociones y sus acciones al responder a estímulos sensoriales como el tocar, la vista, sonido, gusto, olor y movimientos, puede que sean extremadamente temerosos y cuidadosos, o negativos y desafiantes. Los niños pequeños también pueden ser hipo-reactivos, demasiado callados, o no responden a los demás. Los niños pequeños pueden padecer de problemas del sueño, de la alimentación y trastornos relacionados a la comunicación con otras personas.

A pesar de que muchas de estas inquietudes sean preocupantes, los niños pequeños son resistentes. Con los cuidados y apoyos apropiados, se pueden afrontar y superar muchos de estos problemas. Como padre/ tutor cuando tenga inquietudes serias referente a la salud mental de su hijo, es importante buscar ayuda cuanto más pronto le sea posible.

 

  1. ¿Cuales son las señales tempranas de problemas de la salud mental/ retrasos sociales y emocionales?

Algunas señales tempranas pueden incluir la falta de poderse consolar, la falta de ciclos regulares de sueño y problemas graves de la alimentación. A pesar de que todos los niños pasan por estos problemas de vez en cuando, cuando se convierten en problemas serios o interfieren con la calidad de vida diaria del niño, puede que sea hora de buscar ayuda. El dormir y comer son factores muy importantes para los niños muy pequeños que llegan a afectar el crecimiento y desarrollo y su relación con usted. Algunos de los problemas de su hijo puede que sean conductas normales dado su temperamento, pero también pueden ser señal de que algo no va bien. El apoyo para los padres/ tutores y parientes también es muy importante en estos momentos al igual que el hablar con un médico de confianza.

Los padres/ tutores de los niños que van a una guardería puede que oigan que sus hijos se están portando mal en la guardería o pre-escolar. El pegar y morder es conducta normal en los niños que aún no estén hablando para poder comunicar sus necesidades. Estos niños necesitan apoyos, redirección y comprensión.

Los niños pequeños pueden parecer estar aburridos, no tener interés en las actividades que se les presentan. Puede que tengan pocas emociones y parezcan estar distantes en cuanto a sus relaciones con los demás. Los padres/ tutores querrán hablar con el médico o conseguir información sobre recursos tales como el Zero to Three. Si vive en Connecticut, puede llamar a la línea de información 2-1-1 de Connecticut al 800-505-7000, o simplemente marque el 211. Los coordinadores de la línea de información pueden ayudar a los padres / tutores con preguntas que tengan sobre el desarrollo de sus hijos, estrategias y programas conductuales, hacer referidos a servicios y proveer abogacía y seguimiento si fuera necesario.

 

  1. ¿A dónde acudo cuando tengo inquietudes?

No tiene que inquietarse a solas. Si tiene inquietudes sobre su bebé o hijo en la infancia temprana, llame al pediatra de su hijo los antes que pueda. Discuta con el pediatra sus inquietudes y pregúntele si son conductas normales de los bebés y niños pequeños, y dónde podría conseguir ayuda y apoyos adicionales. En muchos estados ya existen sistemas de cuidados para la salud mental en la niñez temprana los cuales son redes coordinadas de servicios y apoyos basados en la comunidad organizadas para satisfacer las necesidades sociales/ emocionales de los niños pequeños y sus familias. La intervención temprana o parte C de la ley de Individuos con Discapacidades está disponible en todos los estados y recibe referidos de los padres con inquietudes sobre los problemas sociales/ emocionales de sus hijos. Los programas de servicios a domicilio por medio de los hospitales, centros de recursos para familias, y agencias para la salud mental en su área pueden ofrecerle apoyos y recursos. Busque aquellos que tengan capacitación en la salud mental en la infancia por medio de una asociación para la salud mental en la infancia.

Los residentes de Connecticut pueden conseguir ayuda de la línea de información de desarrollo infantil del 211. Los coordinadores de cuidados el la línea de información también le pueden ofrecer información sobre los servicios disponibles en comunidades especificas incluyendo las clínicas Child Guidance, referidos a programas como Help me Grow, De infantes a tres años y educación especial en la infancia temprana. Los residentes de Connecticut también pueden conseguir ayuda de Child First, que es un programa basado en el hogar que se enfoca en las necesidades de la salud mental de los niños pequeños y los recursos que necesite la familia.

Para una lista de recursos locales y nacionales específicos a la salud mental en la infancia / la niñez temprana, viste la sección Servicios y apoyos para la salud mental en la infancia / la niñez temprana.

 

  1. ¿Cómo será capaz de identificar el problema de la salud mental de mi hijo un médico o profesional de la salud mental?

Al reunirse con su pediatra o médico, éste intentará entender sus inquietudes. Su médico le hará preguntas sobre los síntomas de su hijo, cuándo ocurren y bajo qué circunstancias. Para poder obtener más información puede que su médico le haga unas preguntas más estructuradas y puede que le entregue un formulario que le hace preguntas específicas sobre su hijo. Estos formularios se denominan pruebas de detección o evaluaciones.

 

A continuación se enumeran las herramientas de detección y evaluación más comunes.

 Ages and Stages Questionnaire (Cuestionario edades y etapas)

 Ages and Stages Social and Emotional Development (Desarrollo social emocional en edades y etapas)

 Infant/ Toddler Social Emotional Assessment (ITSEA) (Evaluación social emocional en la infancia / la niñez temprana)

 Evaluación Devereux en la temprana infancia para infantes y niños en la primera infancia

 Evaluación de la primera infancia (DECA-I/T)

 Evaluación del desarrollo en la infancia y niñez temprana (IDA)

 Un listado de conductas infantiles (CBCL) para los niños empezando a los 2 anos de edad.

 La clasificación de trastornos de la salud mental y discapacidades en la infancia y la niñez temprana (DCO-3R)

El Centro Nacional de Asistencia Técnica en la Niñez Temprana (NECTAC) tiene una lista de herramientas de detección utilizadas por los distintos estados y organizaciones en un documento denominado, Developmental Screening and Assessment Instruments with an Emphasis on Social and Emotional Development for Young Children Ages Birth through Five.

Una vez realizada la prueba de detección su medico puede determinar qué tipo de intervención o apoyos pueden mejor ayudar a su hijo. Es importante entender las distintas opciones de tratamiento, las cuales pueden incluir consultas en casa o la guardería, psicoterapia padre-hijo, terapia de juego, o en algunos casos especiales, medicamentos. Querrá hablar sobre las distintas opciones con un profesional de la salud que tiene experiencia en tratar los problemas de la salud mental observados en su hijo.

En Connecticut puede solicitar un cuestionario de Edades y Etapas de la línea de información de desarrollo infantil, Help Me Grow o llamando a la línea de información de desarrollo infantil del 2-1-1 de Connecticut al 800-505-7000 o simplemente marcando el 211. El formulario se lo enviarán por correo a intervalos por edad. O puede rellenar el cuestionario en línea al hacer clic aquí. Al completar el cuestionario y mandarlo, un terapeuta lo revisará y le dejará saber cuán bien le va a su hijo. Si existe una inquietud puede seguir la recomendación anotada en el formulario y llevárselo a su pediatra, o puede dar permiso para que lo envíen directamente a su pediatra.

 

  1. ¿Se acuerdan de los eventos traumáticos los niños pequeños?

Trauma se refiere a un peligro o evento abrumante e inesperado en el cual el individuo no puede interceder o el cual no puede procesar. Los eventos traumáticos son una amenaza directa al bien estar del individuo. Al enfrentarse al trauma, un niño puede no tener la capacidad de sobrellevar la experiencia. Mientras que los niños muy pequeños no sean capaces de recordarse del evento específicamente, si se acuerdan de las emociones, las imágenes y pueden ser recordados de situaciones que les cause grandes molestias. Los niños saben a menudo cuando sus seres queridos se sienten molestos o preocupados y no están allí para ellos. Reconocen que mamá y papá no están actuando como antes. Puede que oigan más palabras fuertes o sientan la ausencia de alguien que les quiere. No siempre entienden lo que está pasando a su alrededor, pero sí sienten diferencias y cambios. Se sienten confortados y asegurados cuando se les dice que mamá o papá están tristes, que mamá y papá siempre les van a querer, que mamá o papá ya no puede vivir aquí, o que nos tenemos que cambiar de casa. Los padres y tutores y otros adultos cariñosos juegan un papel importante en el momento de confortar y ayudar al niño darle sentido a los eventos traumáticos.

Los niños más mayores puede que hagan preguntas, y si no, es bueno contarles lo que está pasando en términos sencillos y reasegurándoles. Hablando con los niños de forma sencilla y sincera les ayudará a sentirse seguros. Es importante no darles más información de la que pidan, y que sea apropiada para su edad. Los niños necesitan que sus padres y tutores le den sentido a los pensamientos y sentimientos inquietantes.

La violencia en la familia puede ser muy perjudicial para los niños pequeños. Los cambios a raíz de estar desamparado, el abuso de drogas o alcohol de los padres o un divorcio puede ser muy duro para un niño pequeño. Estos cambios son alarmantes para los niños y les alerta a tener miedo y ser cautelosos. Los padres pueden buscar ayuda de su médico o profesionales con experiencia en trabajar con y tratar los problemas de la salud mental en los niños pequeños y sus familias. Las clínicas Child Guidance y las clínicas de la salud mental son recursos que tiene a su disposición al igual que los programas a domicilio para los bebés / niños en la primera infancia a través de los centros de recursos para la familia u hospitales.

En Connecticut un programa denominado Family Based Recovery [recuperación basada en la familia] está disponible a través del Departamento de Niños y Familias para ayudar a las madres con bebés e hijos en la primera infancia quienes hayan vivido eventos traumáticos. También hay programas a través del Yale Child Study Center al que puede que sea elegible si vive en la zona de New Haven. Para enterarse de más programas, los residentes de Connecticut pueden llamar al 2-1-1. Para más información sobre cómo el trauma afecta a los niños, vea la sección Trauma del sitio web www.kidsmentalhealthinfo.com

 

  1. ¿Cuáles son los distintos métodos de tratar los problemas de la salud mental de mi hijo pequeño?

El tratamiento típico al trabajar con niños muy pequeños es trabajar con ambos el padre y el hijo conjuntamente. Frecuentemente esto incluye reuniones con los padres para aprender cuáles son las inquietudes que tienen y ver cómo sus hijos interactúan con los demás en el ambiente hogareño. Se refiere a este enfoque de observación y resolución de problemas como psicoterapia padre/ infante/ niño. Este tratamiento es un abordamiento que reconoce que la familia, el vecindario y la comunidad son recursos críticos para el desarrollo temprano de los niños.

Un gran número de estados tienen ahora competencias para la salud mental en la infancia/ niñez temprana con un proceso de reconocer dichas competencias mediante una certificación “Endorsement”. Las personas con la certificación “Endorsement” están capacitadas para trabajar con las familias de bebés y niños en la primera infancia. Saben cómo fomentar relaciones con las familias, los bebés y los niños en la primera infancia, escuchar las inquietudes de las familias y trabajar con las familias en superar los problemas o ayudar a las familias a encontrar los servicios clínicos o terapéuticos que necesiten. Puede encontrar a personas con la certificación “Endorsement” en programas a domicilio, consultas privadas y algunas clínicas Child Guidance. Las familias han de preguntarles a los profesionales qué tipo de experiencia y capacitación tienen para trabajar con los niños pequeños. Los residentes de Connecticut pueden encontrar una lista de profesionales con certificación especifica de “Endorsement” al visitar el Connecticut Association for Infant Mental Health’s Endorsement Registry.

Otros enfoques incluyen la terapia de juego individual o terapia de arte cuando el niño puede hablar y el padre está cerca. Otros programas exitosos que también son una buena fuente de información para los padres y tutores son: Circle of Security, Strengthening Families, Center for Social Emotional Foundation for Early Learning, y Promoting First Relationships Estos son programas que se enfocan en hacerle sentir seguro al niño y brindarle apoyos y estrategias para interacciones sanas con sus amigos en el pre-escolar o guardería.

Algunos niños con trastornos más graves que afectan sus relaciones sociales y desarrollo emocional puede que necesiten intervención farmacológica. Los padres han de conocer y hacer preguntas sobre el uso de los fármacos. Muchos medicamentos se han aprobado sólo para uso por adultos. Los medicamentos se los debe monitorear el psicoterapeuta y bajo la consulta del pediatra. Para aprender más sobre el uso de medicamentos para los problemas de la salud mental de su hijo, visite la sección Frequently Asked Questions en el www.kidsmentalhealthinfo.com y diríjase a las preguntas 11- 16.

 

  1. La guardería me ha avisado que puede que le expulsen a mi hijo si sigue haciéndole daño a los demás niños. ¿Qué debo hacer?

Querrá hablar con la maestra de su hijo para enterarse plenamente de lo que esté pasando; ¿cuándo es que está ocurriendo este comportamiento agresivo, quiénes están envueltos (es siempre el mismo niño o son todos los niños), y con cuánta frecuencia ocurre? Es posible que los centros de cuidados infantiles tengan un asesor con conocimientos sobre la salud mental de los niños. Puede que dicho asesor sea de una clínica local para la salud mental o un centro de la salud mental del condado. Puede que quiera, junto con la guardería, consultar con el asesor para ayudarle a usted y el personal de la guardería a diseñar el mejor plan para su hijo.

Es importante que mantenga las líneas de comunicación abiertas con el encargado de los cuidados de su hijo para poder afrontar cualquier problema o inquietud en el momento que surja. Trabajando en colaboración con el encargado de los cuidados de su hijo es siempre más eficaz que el desarrollar una relación antagonista. Sin embargo, si tiene inquietudes de que no se estén satisfaciendo las necesidades de su hijo o no es el mejor ambiente para su hijo, querrá explorar otras opciones. Si necesita ayuda y vive en Connecticut, por favor llame al 211.

La Early Childhood Consultation Partnership en Connecticut ofrece ayuda a las guarderías con las conductas desafiantes. Es importante que usted le consiga a su hijo la ayuda que necesite antes de comenzar la escuela pública. Cuando los niños tienen problemas con sus pares y maestros temprano en la vida esto puede llegar a afectar su aprendizaje más tarde en la vida.

 

  1. ¿Si mi hijo no se lleva bien con los demás niños cuando es pequeño, seguirá teniendo problemas en la escuela?

Es muy importante que usted consiga ayuda referente a cualquier inquietud que tenga sobre la capacidad de su hijo de jugar bien con otros niños o responder bien a los adultos. Cuando los niños pequeños no saben llevarse bien con otros, o cómo entender sus propios sentimientos o acciones, puede que más tarde en la vida tengan problemas de aprendizaje. Cada día aumentan los datos de cómo los patrones sociales tempranos y los retos emocionales pueden conllevar a problemas escolares para cuando se llegue al 2º grado. Sin embargo, es importante no sentir que las dificultades de su hijo vayan a conllevar a problemas de por vida. Muchos niños viven dificultades en distintos momentos de su desarrollo y con las intervenciones apropiadas se pueden volver a encarrilar.

Afortunadamente hay muchas formas de enseñarles a los niños las destrezas sociales aceptadas antes de que empiecen la escuela. Una buena guía para determinar cuan bien su hijo se está llevando con los demás es Ages and Stages y Ages and Stages Social/ Emotional . Hable con la maestra del pre-escolar, la encargada en la guardería, el asesor de la salud mental en la guardería o su profesional de la salud mental a domicilio en cuanto a los recursos disponibles. Los programas de intervención temprana pueden asegurarle si el desarrollo su hijo está bien encaminado o que sí existen razones por inquietarse. Para aquellas familias elegibles por sus ingresos, los programas Early Head Start o Head Start les proveen ayuda a usted y su hijo.

En Connecticut el formulario Ages and Stages Questionaire se consigue de la línea de información de desarrollo infantil (1-800-505-7000) y se lo envían por correo en intervalos periódicos. Puede llamar a la línea de información para inscribirse en el programa Ages and Stages Child Monitoring

 

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD – EL MATERIAL PRESENTADO EN EL SITIO WEB KIDS MENTAL HEALTH INFO NO ES UN INTENTO DE EJERCER LA MEDICINA O DAR CONSEJOS MÉDICOS ESPECÍFICOS, INCLUYENDO, SIN LIMITACIÓN, CONSEJOS REFERENTES AL TEMA DE LA SALUD MENTAL. La información contenida en este sitio tiene el único propósito de ser informativa, no debe considerarse como completa, y no abarca todos los temas relacionadas con la salud mental. Más, esta información no debe sustituir una consulta con su médico u otro profesional de la salud mental competente. Si usted cree que usted u otro individuo esté sufriendo una crisis de la salud mental o una emergencia médica de otro tipo, póngase en contacto con su médico inmediatamente, busque atención médica de inmediato en una sala de emergencias o llame al 911. Este sitio web puede ofrecer enlaces a sitios web operados por terceras partes. El Instituto de Salud y Desarrollo Infantil de Connecticut (CHDI) no tiene control sobre dichos sitios web ni es responsable por el contenido y funcionamiento de dichos sitios. Los enlaces a otros sitios web se proporcionan únicamente como una cortesía y los sitios de referencia en los enlaces no están endorsados, aprobados o patrocinados por CHDI y CHDI no verifica la exactitud de la información de esos sitios web. Usted debe confiar en los consejos de sus proveedores médicos para su tratamiento y diagnóstico y no en la información contenida en estos sitios web. El uso de este sitio y cualquier otro sitio web al que se proporciona un enlace en el presente queda como responsabilidad del usuario. CHDI Y SUS AFILIADOS, LOS OPERADOR(ES) DE LA PÁGINA WEB DEL INSTITUTO DE DESARROLLO Y SALUD DE NIÑOS DE CT, CUALQUIER CONSULTOR QUE CONTRIBUYÓ PARA DESARROLLAR ESTE MATERIAL, Y EL EDITOR, RENUNCIAN ESPECÍFICAMENTE A LA RECLAMACIÓN DE RESPONSABILIDAD, DAÑOS O PERJUICIOS, PERSONALES O DE OTRO ÍNDOLE, QUE SE INCURRAN COMO CONSECUENCIA DIRECTA O INDIRECTA, POR EL USO Y APLICACIÓN DE ESTE MATERIAL.

Visit our Evidence-Based Practice Directory

KidsMentalHealthInfo.com has an evidence-based practice directory that lists mental health providers trained in popular evidence-based practices available in Connecticut for children and families with behavioral health needs. Evidence-based practices are those supported by research showing that they work for most children.